• Deco
  • 1 septiembre, 2021

Suelo de vinilo



Si buscas un suelo con estilo, pero a la vez funcional y que combine bien con todas las estancias de tu hogar, esta alternativa puede resultarte muy útil. ¿Conoces todas las ventajas de los suelos de vinilo?

Después de años conviviendo con el parqué de tu piso, quizá haya llegado ya la hora de que pase a mejor vida, ¿no crees? Los nuevos suelos con los que hoy en día contamos nos ofrecen un montón de posibilidades y ventajas. Aunque si tenemos que quedarnos con uno, sería sin duda los suelos de vinilo: resistentes, fáciles de limpiar, sin irregularidades, aptos para zonas húmedas.


Tal vez termines de decantarte por ellos cuando conozcas los suelos de vinilo, que han sido catalogados como los más resistentes al agua jamás creados. Por lo que puede serte especialmente útil si estás pensando en cambiar la superficie del baño o de la cocina.

Estamos de acuerdo en que los clásicos azulejos de cerámica aportan un cierto encanto vintage, pero en practicidad poca competencia tienen con este tipo de suelo. Además, es innegable que estéticamente le da a la estancia un toque mucho más moderno y acogedor.

¿POR QUÉ OPTAR POR ESTOS SUELOS DE VINILO?
Su instalación es sencilla y rápida, tanto que puedes hacerla tú misma sin necesidad de invertir un dinero extra contratando a alguien.

Pueden colocarse sobre cualquier superficie, sea lisa o no. De esta forma no tienes siquiera que retirar el suelo anterior, algo que puede ahorrarte mucho tiempo.

Al ser el más resistente al agua, encaja genial en zonas húmedas: evita que penetre agua por las juntas y se acumule humedad o se forme moho.

Son suelos que amortiguan el ruido, son resistentes a rasguños y requieren poco mantenimiento.
No se dilatan por la exposición al sol o al calor.

¿CÓMO SE INSTALAN?
Puedes marcarte un perfecto DIY con ellos y ahorrarte mucho dinero en reformas. Lo bueno de estos suelos es que llevan incorporado el sistema Uniclic, pensado para colocar las planchas (hasta las más largas) sin peligro de dañarlas y sin complicaciones. No vas a necesitar usar cola para lograr un suelo sólido.