• Mascotas
  • 1 septiembre, 2021

Mi gato pierde mucho pelo



Cuando ya no se trata de algo normal, el cambio natural que los gatos tienen de su pelo todos los años, las razones son para ser atendidas por un veterinario. Causas y soluciones para los problemas de pelo de nuestro gato.

1) Dieta deficiente. Es una de las causas más habituales de caída excesiva de pelo en un gato. Se debe evitar la elección de comida de baja calidad ya que afecta no solo su salud -no recibe todos los nutrientes necesarios- sino que repercute en el aspecto y la conservación de su pelaje.

2) Pulgas o garrapatas. La dermatitis que les provoca la presencia de estos parásitos externos hace que se rasquen con insistencia y hasta se muerdan y arranquen los pelos, incluso de a mechones. Hay todo tipo de opciones en el mercado para tratar el problema, como pipetas, collares y comprimidos, siempre bajo el control de su veterinario.

3) Estrés. Es sabido que los gatos pasan un tercio de su vida lamiéndose para higienizarse. Pero una situación atípica en su rutina cotidiana -la llegada de otros animales o nuevas personas al hogar- puede traer como consecuencia que el gatito realice un acicalamiento compulsivo y pierda más pelo de lo habitual. Habrá que poner el foco en sus estados de ánimo.

4) Alergias. Las reacciones de su organismo ante algún ingrediente que comieron o un alergeno que se encuentre en el ambiente también les producen picazón y reaccionan arrancándose los pelos en las zonas afectadas. Aunque difícil de diagnosticar, una vez identificada la sustancia y eliminada de su dieta o su entorno, las erupciones comenzarán a desaparecer y volverá a crecerle el pelo. Mientras tanto, los veterinarios suelen recetar algún remedio para aliviar la picazón.