• Actualidad Crianza
  • 1 julio, 2021

Día de las infancias



Quienes tengan hijos o pequeños a su alrededor tendrán que marcar el 15 de agosto en el calendario, porque ese día se va a celebrar el anteriormente llamado “Día del niño”. Te contamos el porqué del festejo y de su nuevo nombre.

En Argentina la costumbre de celebrar el Día del Niño comenzó en la década de 1960.

Cuatro años antes, en 1956, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dispuso el 20 de noviembre como Día Internacional del Niño. Fue entonces cuando recomendó que cada país tome ese día y lo celebre también, aunque dejó a disposición de cada nación cuándo sería esa celebración. En aquel momento, la ONU aconsejó que cada país lo haga cuando considere más adecuado.

En 1958, de acuerdo a lo que se detalla en la página web de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), los socios de esta entidad “reconocieron […] la necesidad de contar con una fecha en el calendario para conmemorar la infancia, la fraternidad y la comprensión de los niños y niñas. Es por eso que nuestro país fue pionero en dar un reconocimiento y homenaje a nuestros niños y niñas”.

En aquel momento, en Argentina se eligió el primer domingo de agosto para celebrar el Día del Niño.
En esa fecha se celebró el Día del Niño hasta el año 2003, cuando a pedido la Cámara Argentina del Juguete se cambió la celebración al segundo domingo del mismo mes. El objetivo de la modificación fue potenciar el consumo en ese sector, ya que se consideraba que para esa fecha era más probable que los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia hubieran cobrado sus sueldos. Así, podrían utilizar parte de ese salario para comprar regalos y organizar actividades para celebrar el Día del Niño con los más chicos de la casa.

La celebración se hizo el segundo domingo de agosto durante diez años. En el año 2013, por otra solicitud de la misma entidad en vistas al motivo económico pero también a que la fecha coincidía con la de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) de ese año, la fecha del Día del Niño pasó al tercer domingo del mes.

Es por eso que hace ocho años en Argentina el Día del Niño se celebra el tercer domingo de agosto, día que este año cae 15.
El Día del Niño en el mundo

En la mayoría de los países en los que se festeja el Día del Niño esta fecha cae el 20 de noviembre, ya que eligieron hacer la celebración el mismo día que había fijado la ONU en 1956
Una de las primeras referencias más fuertes sobre el Día del Niño se encuentra en la Declaración de los Derechos Humanos del año 1948. En aquella carta estaban implícitos los derechos que tenían los niños y las niñas como parte al género humano, pero no estaban del todo claros.

Cambio de nombre
El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) informó que, a través de una inicativa, busca posicionar el enfoque de derechos con perspectiva de géneros y diversidad en la forma de representar a la diversidad de las vivencias de la niñez.

Así, en lugar de celebrar el Día del Niño, el 15 de agosto se celebrará el “Díade las Infancias”, al igual que sucedió en 2020.

“Proponemos dejar de decir ´día del niño´, porque queremos celebrar la diversidad de toda la niñez. Es muy importante que el estado acompañe las transformaciones culturales que estamos viviendo e impulse cambios que colaboren en visibilizar inequidades y favorezcan prácticas más inclusivas”, afirmó en aquel momento el secretario Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner.


Desde el Ministerio agregaron que “la iniciativa propone abandonar la noción androcéntrica de ‘niño’ como sujeto universal y homogéneo”.
El funcionaro aclaró que “decir niño no alcanza para representar las experiencias heterogéneas y múltiples de la niñez. Desde el Estado queremos nombrar una jornada en plural, que celebre a cada chica, chico, chique, gurí, changuito, mitai en guarani, weñi en mapudungun, y sus diversos modos de vivir esta etapa de la vida”

La propuesta de cambiar el nombre del Día del Niño fue comunicada a las áreas de niñez de cada provincia. En aquel momento, en diálogo con diversas organizaciones de infancia, fue muy bien recibida la idea de cambiar el nombre de la celebración del Día del Niño. Incluso se recibieron adhesiones de diversas provincias que celebraron el año pasado el día de las infancias.

“Al celebrar el día de las infancias, la heterogeneidad que engloba esta denominación, debe volver nuestras miradas y corazones de manera particular hacia su franja más crítica: niños, niñas y niñeces en situación de pobreza. Esto comienza en el presente: con las Infancias que al dar sus primeros pasos, lo hagan en una Argentina que se pone de pie y construye un futuro con igualdad de oportunidades para ellos y ellas”, agregó Berardi